La transformación digital basada en datos significa datos y análisis en la nube

El año pasado, Gartner declaró  que las bases de datos locales ahora son tecnología heredada. ¿Estamos dispuestos a decir lo mismo de la analítica y la Inteligencia de negocios (business intelligence - BI)?

¿PORQUÉ AHORA?

Las organizaciones han reconocido la oportunidad de la nube desde hace años. La mayoría, sin embargo, carecía de una estrategia coherente para llegar allí, había poca urgencia para hacer este cambio. Las organizaciones podrían utilizar su infraestructura local tradicional para conocer sus datos y administrar su negocio.

En los últimos años todo ha cambiado.

Las condiciones económicas extremas y el ritmo del cambio han obligado a las organizaciones a adoptar una estrategia de "nube, ahora" para los datos y el análisis.

Esto es lo que está impulsando este cambio.

Transformación digital

Buscando capitalizar las nuevas oportunidades en un mundo digital, las organizaciones estaban bien encaminadas hacia la transformación digital impulsada por datos. Con más datos que ahora se originan en la nube, muchas empresas estaban implementando sus planes de modernización de datos antes de que llegara la pandemia, la pandemia, sin embargo, ha acelerado aún más estos planes. Una encuesta de Gartner a las juntas directivas muestra que el 69% de las organizaciones han acelerado sus planes de negocios digitales.

Velocidad de comercialización y agilidad

La pandemia global ha golpeado a ciertas industrias, pero las que ya habían comenzado su transformación digital y sus viajes a la nube han demostrado ser más resistentes. En lugar de centrarse en actualizar y mantener las aplicaciones y la infraestructura locales, estas organizaciones se han movido más rápidamente, y han podido concentrarse ágilmente en procesos que cambian rápidamente. Las organizaciones con infraestructuras más resistentes y mejores datos (internos y externos) han pivotado más rápido y seguirán beneficiándose de la ventaja de ser el primero en moverse.

Computación elástica

La computación en la nube permite nuevas formas de análisis con mayores cantidades de datos que los que proporcionan las implementaciones locales. La analítica local puede prohibir la experimentación porque la infraestructura de datos debe diseñarse para la demanda máxima, incluso para un análisis único. Durante un debate sobre las ventajas y desventajas de la nube, el CDO (Chief Designer Officer) de una gran empresa de servicios financieros compartió que los análisis que su empresa está realizando hoy simplemente no eran posibles antes. Simplemente, no tenían el presupuesto o el "poder de las personas" para escalar el centro de datos local. La nube permite a una organización agregar potencia de cómputo, experimentar, analizar y luego eliminar lo que ya no se necesita o volver a la demanda de estado estacionario. Esto se puede hacer en horas y días en lugar de potencialmente meses y años para las implementaciones locales.

IoT y 5G: aceleradores de análisis

Los almacenes de datos locales de primera generación se centraron principalmente en datos transaccionales internos. Con el auge del Internet de las cosas (IoT), los datos se generan a partir de una variedad de dispositivos que incluyen automóviles, electrodomésticos, teléfonos celulares, dispositivos médicos, medidores inteligentes y más. Las empresas globales de telecomunicaciones están en proceso de implementar 5G, que generará aún más datos, más rápido, y afectará a todos los sectores, desde la atención médica hasta el entretenimiento, la fabricación y las ciudades inteligentes. Según una investigación de Seagate e IDC, el volumen de datos empresariales crecerá un 42% anualmente entre 2020 y 2022. La capacidad de almacenar y analizar estos datos será un diferenciador competitivo crítico para implementar nuevos casos de uso, mejorar la experiencia del cliente e impulsar ingresos. De esta manera, la nube, IoT y 5G son la tormenta perfecta para la analítica. Los líderes se están moviendo agresivamente hacia la nube antes de estas tendencias, mientras que los rezagados, que permanecen en gran parte con implementaciones locales, enfrentarán una desaparición aguda.

Un mercado maduro

El mercado de análisis y datos en la nube ha madurado y ahora rivaliza y supera los niveles de seguridad, administración y control que antes solo se encontraban en las implementaciones locales maduras. Y, sin embargo, no todos han evolucionado al mismo ritmo, obligando a las organizaciones a reevaluar la mentalidad de comprar a los principales proveedores y forjar nuevas asociaciones.

Siga la gravedad de los datos

La deuda técnica es uno de los mayores desafíos que enfrentan las organizaciones cuando intentan innovar. Hay una cantidad increíble de inercia e inversión en el status quo. Los datos y el análisis han seguido durante mucho tiempo la gravedad de los datos de las aplicaciones comerciales locales.

Eso fue antes de Salesforce, Workday, Concu, Odoo, SAP y ServiceNow.

La lista sigue y sigue, según la encuesta Cloud Computing 2020 de IDG, el 44% de las organizaciones ya han trasladado sus aplicaciones ERP y CRM a la nube, y otro 31% planea hacerlo en los próximos dos años. Además, ahora más datos se originan externamente en almacenes de datos perimetrales, repositorios en la nube y terceros. Seagate e IDC estiman que solo el 30% de los datos empresariales se almacenan en centros de datos internos. Es hora de que sus datos y análisis se trasladen a la nube.

No permita que sus datos y análisis locales heredados existentes actúen como una bola y una cadena que lo frene.

Turbulencia llegando a la nube

Fue hace solo dos años, cuando Cindi Howson era vicepresidente de investigación en Gartner y analizaba las evaluaciones de madurez de datos y análisis, cuando la mayoría de las organizaciones no tenían una estrategia de nube. Hubo la intención de llegar a la nube, pero el enfoque fue mucho más reaccionario que intencional: crear un caso de negocio para una aplicación, generalmente impulsado por una línea de negocio. Grita más fuerte. Avance rápido dos años y la conversación ha cambiado con mandatos a los líderes de transformación digital y de datos para acelerar los planes en la nube.

Y, sin embargo, la migración no es fácil, no puedes tirar lo que se construyó durante décadas. Como Sully McConnell, el CDO de Hartford, describe en The Data Chief Podcast, “Una aplicación que está, tan personalizada que su costo nos  prohibe para moverla a la nube. Y, sin embargo, no es difícil, pero estamos presionando mucho, pero vamos a mantener el rumbo y vamos a tener todo nuestro ecosistema de datos en la nube en algún momento ". 

La gestión del cambio y la reconversión de las personas también es un desafío. La forma en que las organizaciones están diseñadas para almacenes de datos locales es diferente de la forma en que están diseñadas para lagos de datos en la nube, almacenes de datos y plataformas de datos en la nube.

Como describió Jon Osborn, un CDO en el cuidado de la salud, “los datos todavía tienen problemas y se necesitan nuevas herramientas  para resolver algunos de estos problemas donde, tal vez, las herramientas relacionales tradicionales solo frenan a las empresas. Pero, sin embargo, están tan arraigados en ellos. Es difícil migrar, es difícil conseguir algún tipo de agilidad cuando tienes herramientas que han existido durante 25 años, pero también personas con mentalidades de 25 años".

Con capacidades de cómputo ilimitadas, los clientes también tienen que pensar de manera diferente sobre quién puede lanzar una consulta costosa, cómo están consumiendo análisis y cuándo desactivar ciertos servicios.

La seguridad sigue siendo una preocupación, pero en gran medida está fuera de lugar. Sus datos son tan seguros como el eslabón más débil, y aunque la filtración de datos de Capital One / Amazon del año pasado le dio un golpe a la nube, la mayoría de las filtraciones de datos se han producido en almacenes de datos locales y se atribuyen a procesos deficientes.La nube no exime a los clientes de la responsabilidad de establecer políticas de privacidad y control. La diferencia radica más en los niveles de certificación que tienen los proveedores de datos y análisis, así como en quién tiene el control de las claves de cifrado.

CÓMO LLEGAR ALLÁ

Hacer el cambio no es fácil, pero el valor no puede subestimarse. A continuación, le indicamos cómo puede realizar la transición:

  • Empieza pequeño. Comience con un caso de uso de alto valor y con datos limpios y no sensibles. Solicite una prueba gratuita con nuestros socios estrategicos de Delfos Systems para comprender los beneficios de una implementación en la nube y los beneficios de los datos y análisis modernos.

  • Rehacer, mejorar y rediseñar. Mejore proactivamente a los administradores de almacenes de datos, administradores de bases de datos y arquitectos. Revise las políticas y prácticas de seguridad para la implementación en la nube.

  • Identifique cuándo salir de las instalaciones frente a cuándo cambiar. Evalúe los casos de uso de mayor valor, lo que a menudo significa nuevos datos a los que antes no se podía acceder en una implementación local. Para los almacenes de datos heredados, evalúe qué migrar y qué se puede cambiar frente a lo que requiere un rediseño.

  • Aléjese de la tecnología heredada. Subcontrate el mantenimiento de la tecnología local heredada y, en última instancia, apáguela.

En Delfos Systems, nos comprometemos a ayudarlo a que la transición a los datos y análisis en la nube sea lo más fluida y valiosa posible. Obtenga más información sobre cómo nuestra nueva oferta de SaaS, Delfos Cloud and Systems, lo hace más fácil que nunca.


Plantilla de recopilación de requisitos de ERP: lista de verificación y mejores prácticas
Odoo  ERP | SAP | NetSuite | Microsoft Dynamics